RSC, RSE, Buen Gobierno, Empresa Comprometida……

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

En los últimos años, en el mundo empresarial se han establecido y consolidado una serie de siglas y conceptos (RSC, RSE, buen gobierno, empresa comprometida, etc.), que, si bien a la mayoría de nosotros nos suenan muy familiares en muchos casos no somos capaces de apreciar la verdadera dimensión de su significado y el impacto que en las empresas puede tener la implementación de estas estrategias.

En la actualidad, las empresas conviven cada día en un entorno que exige un compromiso con la sociedad, que afecta directamente a la forma de gestionar sus negocios, que engloba todas sus actividades y que, por lo tanto, tiene relación directa sobre clientes, empleados, accionistas, medio ambiente, etc. Estos conceptos derivan claramente en un compromiso con la sociedad, que presta atención a los grupos de interés o comunidades de referencia para la empresa.

images

EL DEBATE

La importancia de este compromiso hace que exista un debate entre la responsabilidad empresarial y la actitud y estrategia de la compañía.

Este tipo de acciones acostumbran a suponer costes y pueden generar desventajas competitivas creando mecanismos de control innecesarios (desde el más purista punto de vista empresarial) y una auto-regulación que penalice procesos, proyectos o inversión. Por tanto, desde este enfoque, asumir un programa de responsabilidad social corporativa puede llegar a desvirtuar la esencia económica y la razón de ser de toda empresa, como generadora de beneficios.

Las empresas oportunistas que no tendrán éxito

Otra perspectiva puede ser la de la implementación descreída. Organizaciones que malinterpretan los conceptos e inician compulsivamente programas de RSC para mejorar la imagen y evitar conflictos, esperando un retorno en los beneficios fiscales, buscando el reconocimiento, un sello acreditativo o dedicando recursos como escaparate de la reputación.

LA COEXISTENCIA DE UNA VISION SOCIAL Y ECONÓMICA, ÚNICA CLAVE DEL ÉXITO

Desde el punto de vista de un comercial alineado con sus clientes, que a su vez se deben a sus propios clientes y empleados, debe coexistir una visión social y económica. Éste es el binomio al que una sociedad moderna (del siglo XXI) bonifica.

La RSC debe estar a la vanguardia de la estrategia empresarial, impregnando todos los estamentos de una organización, impulsando códigos éticos (normas de conducta interna y externa de los individuos) y construyendo una reputación acreditada y transparente en un triple balance: económico, medioambiental y social.

La clave del éxito: Involucrar e influir en la conducta de todas las partes implicadas de la empresa, para reducir asimetrías con las empresas que no son socialmente responsables.

Enlaces paradigma de empresas comprometidas

http://www.santander.com/csgs/Satellite/CFWCSancomQP01/es_ES/Corporativo/Sostenibilidad.html

https://www.db.com/spain/es/content/responsabilidad.html

http://www.oracle.com/es/corporate/citizenship/index.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.