2021: año I, de una nueva realidad en el entorno empresarial (o no)

La revista The Economist realizó hace pocas semanas una publicación titulada “Hacia una nueva normalidad 2021 – 2030” en la cual, con respuestas de 50 expertos a diferentes cuestiones del ámbito social, empresarial y cultural, exponían (según su visión) como cambiaría la sociedad, las relaciones personales y la economía, tras la crisis del COVID.

Tras leer el contenido, he extraído del mismo únicamente lo relacionado con el entorno empresarial y lo he complementado con mis opiniones, opiniones de terceros e información relevante del mundo del Facility Management para completar un “post”, que considero muy interesante y que en síntesis explica que estaríamos en el año uno de una nueva era, en la que esta emergiendo una sociedad con nuevas formas de trabajar y otras prioridades, que configuraran un mundo muy diferente (o no tanto) al que hemos conocido.

1.-Los humanos desean volver a socializar, pero el teletrabajo ha llegado para quedarse. Esto conllevará la adaptación de nuestros hogares para desarrollar la actividad y las reuniones se realizarán en lugares divertidos y diferentes cada mes, con el fin de sociabilizar, conectar y co-crear. Mi visión es la de un “mix” de oficina, trabajo en casa y espacios flexibles a demanda (Space As A Service).

El teletrabajo será un nuevo alcance del #FacilityManagement, que debe llevar sus servicios donde este el usuario de los mismos.

Si tenemos en cuenta que según DigitalES, en 2020 el teletrabajo en España pasó del 13% al 56% (en Europa del 16% al 69%.) y que CBRE España indica que el 80% de los trabajadores prefiere la oficina al teletrabajo al menos tres días por semana, entiendo que los modelos hibridos ad-hoc podrian ser el nuevo paradigma.

2.- Muchas oficinas se transformaran (algunas otras cerrarán) con un cambio de usos ya que las tecnologías disruptivas tomarán su lugar. Existirán más asistentes digitales para que el trabajo se haga de forma eficiente. Los grandes espacios corporativos que hemos conocido entre 1980 y 2020 serán los “mamuts” en extinción. Las personas ya no trabajarán en el esquema existente hasta 2020.

3.- Desaparecerán gran parte de los hoteles relacionados con el trabajo, ya que se reduciran drasticamente viajes, congresos y las reuniones. El auge de las videollamadas, en sustitución de las reuniones y de las Juntas “en linea” en lugar de las presenciales durante 2020, son un ejemplo de lo que esta por llegar. Esto conllevará un efecto domino en otras actividades y sectores.

4.- La transformación de las ciudades. Si cierran muchas oficinas y desaparecen gran parte de los hoteles relacionados con el trabajo, es evidente que todos los sectores relacionados sufriran las consecuencias: transporte de viajeros, movilidad urbana, restauración, retail, etc. Toca transformarse. Las ciudades han sido un dinamizador economico-empresarial, cultural y de ocio, pero este nuevo escenario puede cambiar lo que hasta ahora hemos vivido.

Ya no no será necesario vivir en la ciudad para trabajar por lo que las personas optarán por desplazarse hacia las afueras. La ubicación física de la casa pasa a un segundo plano para las empresas, pero a un primero para los trabajadores.

A modo de ejemplo segun DigitalES ha disminuido el 51% el gasto presencial con tarjetas siendo uno de sus efectos más inmediatos que el parque de cajeros automaticos se haya reducido considerablemente desde el inicio de la pandemia.

Por otra parte ha subido un 23% el gasto no presencial (e-commerce, etc). Las compras online han saturado todas las infraestructuras de logistica y se debe repensar como afecta este modelo no solo la “retail” también al medio ambiente.

5.- La productividad ya no dependerá de un jefe que te revise, sino que serán las plataformas las que ayudarán a medir resultados, KPI’s y tiempos eficientes. Además se replantea la forma de contratar al personal porque ya no habrá (segun el puesto) diferencia entre a una persona de la misma ciudad o entorno geografico, esto nos hace más globales pudiendo contratar personal en cualqueir ubicación.

6.- Las empresas que no inviertan por lo menos un 10% de sus ganancias en nuevas tecnologías desaparecerán: La empresa tradicional llegó a su fin en el 2020 y solo queda esperar a su muerte definitiva. Una empresa tecnológica nueva y fresca, puede desbancar a una que lleva haciendo lo mismo en los últimos 50 años.

7.- Se reducirá la fuerza laboral, optando por la inteligencia artificial. Para el 2024 ésta ya manejará operaciones complicadas en millones de lugares. Según ISDI, “el 47% del trabajo global estará automatizado en 2025”.

8.- Aumentará el comercio en línea con grandes “players” como Facebook, Tik-Tok y YouTube para competir contra Amazon. Cerca del 50% de tiendas físicas globales cerrará y las que sobrevivirán serán gracias a experiencias y show rooms. Grandes centros comerciales quedarán atrapados y pocos sobrevivirán.

9.- El cambio climático se volverá el tema principal tras el Covid, con grandes industrias que seguirán en la transformación y el uso de la inteligencia artificial para comprenderlo y operarlo mejor. Además las bicicletas se transformarán en el principal sistema de transporte gracias a la transformación de las ciudades. Estamos ante una oportunidad de un proyecto común global para transformar y resolver ete gran reto.

Por lo tanto, este año será un nuevo inicio en el que la gente replanteará sus metas personales, de trabajo, de salud, economicos y espirituales. Un tiempo de oportunidades, de cambios de pensamiento, un nuevo inicio con valores más reales y con comportamientos que se transforman. La innovación, la tecnología, lo natural, y todo lo “verde” serán la base de la nueva realidad.

Si se cumpliran estas predicciones o no, los iremos viendo en los proximos años.

Fuente principal: The Economist

Otras fuentes: CBRE España, ISDI y DigitalES

Un comentario

  1. Me parece un buen análisis, pero creo que a lo que nos enfrentamos, es a una situación, que desde mi punto de vista es absolutamente nueva, y es que estamos, por primera en nuestro país, en la línea de salida de una nueva situación, y deberíamos de pensar que se nos ofrece una oportunidad nueva, y es la de partir de esta línea cero. Y el reto es nuestra capacidad innovadora para enfrentarnos a esta nueva situación. Pensemos que el modelo global va a ser puesto en cuestión, no para eliminarlo sino para redimensionarlo, podíamos hacer un símil con el teatro, una nueva obra la escenografía no vale y los actores se está repartiendo los papeles y el texto que se representaba lo han tirado a la basura. Pero la hora del nuevo estreno está próxima. La cuestión está en participar de forma activa en el nuevo espectáculo, porque no olvidemos que el estreno no se va a demorar.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .